USA: Chick-fil-A inicia entregas de alimentos con robots

el Globo News/

DORAL. – Ahora Chick-fil-A implementa la entrega de alimentos con robots semiautónomos Kiwibot 4.0. Estos robots ya están en las calles de Santa Mónica, California. Se planea que a principios de mayo de este año el servicio se extienda a Los Ángeles, San José, Pittsburg, Detroit y Miami,

Lo que podría parecer una idea futurista con miles de robots desplegados por la ciudad podría ser una realidad no muy lejana. A poco de que Domino’s anunciara que comenzó a probar la entrega de pizzas usando un vehículo autónomo con la ayuda de un robot y que Chipotle haya decidido invertir en esta tecnología, Chick-fil-A ha optado por experimentar con este tipo de entrega con Kiwibot.

Los alimentos se pueden pedir a través de portales locales impulsados ​​por Shopify. Las entregas se realizarán hasta una milla de distancia en empresas locales, campus universitarios, aeropuertos o centros comerciales. La entrega promedio demora 30 minutos y cuesta $1.99, “el robot servirá con una sonrisa” y no esperará una propina, anunció la compañía de entrega robótica.

Esta tecnología semiautónoma cuenta con sensores para detectar personas, semáforos y vehículos y tomar decisiones en la planificación de rutas y evitar obstáculos. La versión 4.0 de este robot de próxima generación incluso puede parpadear. Usa un conjunto nuevo de cámaras, luces, parlantes y funciones modulares para mejorar la interacción robot-humano. Reseña El Diario de Nueva York.

Chick-fil-A decidió ser parte del piloto de Kiwibot para mejorar las capacidades de los robots mientras que evalúa “el impacto de los robots en la experiencia del cliente”.

Los robots cuentan con el apoyo de forma remota por parte de supervisores humanos capacitados para cruzar las calles y detenerse de inmediato para garantizar operaciones seguras, afirmó Kiwibot.

La integración de robots para que la entrega de alimentos es una manera de reinventar el negocio y la tecnología de entrega robótica en áreas urbanas densas. Luego de la pandemia este servicio puede ser apreciado como una opción viable. Pero no solo se trata de seguridad o ahorro de tiempo, también de dinero.

Imagen cortesía