Venezolanos que huyen del Covid-19 son refugiados en su propio país

El Globo News/

TÁCHIRA-VENEZUELA. -Quejas, llanto, incertidumbre y hambre es el panorama en refugios donde están recluidos muchos de los casi 4.000 venezolanos que regresaron al país en los últimos días por la frontera del Táchira. Son refugiados en su propio país, a donde han llegado para escapar de la crisis mundial del Covid-19. 

No retornar, quedarse en el lugar donde se encuentren o al menos no hacerlo con niños, mujeres embarazadas o personas mayores. Esa es la desesperada recomendación de quienes ya cumplen cuarentena obligatoria en San Antonio, ante las difíciles condiciones que sufren.

En los últimos días los venezolanos han sido atendidos como población vulnerable en Colombia y otros países andinos, como Perú.

Los municipios fronterizos de Bolívar, Pedro María Ureña y Junín ya recibieron a 3.974 venezolanos. Son las últimas cifras del representante del gobierno oficialista en Táchira, Freddy Bernal.

Este éxodo se intensificó desde el pasado sábado 4 de abril. Familias enteras o grupos de amigos han retornado al país a través del canal humanitario dispuesto en el puente internacional Simón Bolívar, que une a Venezuela y Colombia.

Promesas oficiales

En el terminal terrestre de la localidad de San Antonio del Táchira, el pasado lunes 6 de abril, el general jefe de la Zona Integral de Defensa (ZODI) Táchira, Ángel Moronta Juliao, dijo a un grupo de venezolanos que pernoctaba allí que los llevarían a puntos de atención social donde serían atendidos.

“Ahí en los puntos si vamos a poder establecer la atención médica urgente, porque mientras estén 700 u 800 aquí no podemos hacer esa atención médica”, precisó el jefe militar.

Prometió que mujeres embarazadas, niños y personas de la tercera edad deben tener una atención especial en “Puntos de Alojamiento Social Integral”, (PASI).

A estos lugares serían trasladados de acuerdo a los estados del país al que pertenezcan, la edad de cada ciudadano, su estado de salud y grupos familiares.

“Pasarán a los PASI (…) totalmente acondicionados no están, pero ya tenemos segmentadas 300 a 350 personas. Y en cada uno de esos PASI van a tener la atención médica, social, alimentación, medicinas y me van a conseguir fórmulas para los niños”, afirmó el jefe de la ZODI Táchira en una reunión informal que quedó registrada en video.

Filtros militares

Para permitirles seguir a sus estados de origen deben pasar una cuarentena de 15 días más o menos aquí, detalló el militar.

Hasta la mañana del martes 7 de abril en Táchira se habían instalado ocho Puntos de Alojamiento Social Integral en instituciones de San Antonio y Ureña. Allí llevaron a los venezolanos que regresaron, con la promesa de darles atención médica, social, epidemiológica y legal, según informaron fuentes oficiales en la región.

Durante la madrugada de este miércoles 8 de abril, otro grupo de ciudadanos fueron llevados en autobuses hasta la población de Rubio. Allí fueron albergados en la escuela Gervasio Rubio, pese a las protestas de la población.

La otra cara

Los que ya han sido instalados para cumplir cuarentena en las escuelas de la frontera con Colombia, hacen llamados a quienes tienen la intención de regresar para que no lo hagan. Advierten de las precarias condiciones en las que los mantienen, a cinco días de haber arribado a Venezuela.

“Ya son cinco días sin comer bien, sin agua y durmiendo en el piso. Quien quiera venirse a Venezuela, piénsenlo bien porque esto es un calvario. Ya nos duele todo el cuerpo por estar en el piso todo el día. En las noches los buses del gobierno llegan y se llevan 100 o más personas”, relató una de las venezolanas que se encuentra en el terminal de San Antonio del Táchira.

La joven de 27 años, precisó que alrededor de 1.500 personas se encontraban el pasado martes 7 de abril en el terminal. Al amanecer del miércoles solo quedaban unas 150, las demás las llevaron a albergues provisionales.

“Es una locura. Quien pueda quedarse donde está que lo haga. En una plaza en Bogotá, donde sea. Con niños, mujeres embarazadas o personas adultas no vengan. Está situación es para afrontarla uno solo para poder guerrear”, denunció.

Foto cortesía

A %d blogueros les gusta esto: