Venezolanos víctimas de atentados, secuestros y extorsión

La delincuencia se ha incrementado a nivel nacional /

El Globo News (Miami Dade)

MARACAIBO. – En los últimos meses se ha incrementado la ola de delitos en Venezuela. Los secuestros, atentados y extorsiones están a la orden del día, y ya nadie de salva de ser víctima de grupos delictivos que proliferan a lo largo y ancho del país.

En la ciudad de Maracaibo, estado Zulia, al occidente, dos hombres a bordo de una moto llegaron a una licorería y sin mediar palabras dieron muerte de un disparo a uno de los trabajadores del establecimiento, mientras que otro resultó herido.

Antes de huir los delincuentes dejaron en el negocio un panfleto en el que un grupo criminal liderado por un delincuente apodado “El Yiyi” se declaraba autor intelectual del atentado.

El ataque, según informaron las autoridades policiales, fue parte de una extorsión.

Hay que recordar que la extorsión ha sido aplicada en esta región del país por los grupos criminales que mantienen amenazados a comerciantes, productores agrícolas y empresarios.

El asesinato en la licorería es la cúspide de una montaña cada vez más alta de hechos de inseguridad que impactan a los empresarios del Zulia, el estado más poblado de Venezuela.

Según el portal digital El Pitazo, extorsionadores hicieron explotar granadas en 11 negocios de la región, limítrofe con Colombia, durante los ocho primeros meses de este año.

Dos días después del homicidio dentro de la licorería, ocho hombres lanzaron una granada y dispararon contra la fachada de un supermercado de Ciudad Ojeda, en la Costa Oriental del Lago, causando la muerte de un policía.

Ola de secuestros

Los secuestros también minan la actividad comercial en el Zulia. El domingo pasado, hombres armados ingresaron a un supermercado de Cabimas para llevarse a la fuerza al comerciante asiático Xiaoyong Feng, de 48 años. Es el quinto rapto que se registra este año en la entidad.

Otro hecho similar ocurrió la semana pasada en Puerto Cabello, estado Carabobo, cuando sujetos armados y uniformados como agentes de contrainteligencia militar raptaron en un bodegón a Jóvito Gómez, de 58 años. El jefe de la policía científica, Douglas Rico, informó de su liberación tras “fuerte presión” de las autoridades.

Ningún venezolano escapa de la delincuencia

La inseguridad es uno de los problemas más graves que afectan no solo a los empresarios y comerciantes sino a la población en general. A diario se conoce de ciudadanos que son víctimas de los delincuentes quienes los drogan para después despojarlos de sus pertenencias.

La ciudad de Caracas no escapa a este delito. Varias personas han sido objeto de robos en la zona de Sabana Grande. La mayoría de las víctimas son mujeres y hombres jóvenes que son drogados con “burundanga”, una droga que los deja a merced de los delincuentes, quienes los despojan de sus pertenencias y luego los abandonan en algún callejón.

Según el Observatorio Venezolano de la Violencia, la emigración y la crisis económica generaron menos oportunidades para el delito, al menos hasta 2020. Este año del moderado repunte de las variables económicas, parece ser fértil para las actividades criminales.

En este sentido, el economista y docente Gustavo Machado advierte que las extorsiones y secuestros contra decenas de empresarios representan un desafío mayor a la continuidad del proceso de recuperación que experimentan este año las actividades comerciales en Venezuela. Foto cortesía de la Voz de América